El valor de la educación musical


El valor psicológico de la música debe primar sobre la perfección formal y entonces aparece la educación musical con un doble valor: como actividad en sí misma y como preparación para la vida. Entre los objetivos con los que se trata de hacer más humana y lúdica la educación musical enfocándola especialmente a la educación infantil, se destacan tres:

  Musicales: con los que se pretende que los niños amen la música desarrollando todas sus posibilidades y abriéndose a las manifestaciones de las diversas épocas y culturas.


  Humanos: tratar de que mediante la música se desarrollen armónicamente todas las facultades del individuo, haciendo hincapié en las intuitivas y creativas.


  Sociales: enfocar los métodos a todo tipo de alumnado, poniendo gran énfasis en el beneficioso trabajo en grupo y en su prolongación al ámbito familiar.

Creemos poder decir que jamás se emplearán palabras demasiado grandes para hablar de éste, nuestro noble arte: la música, y que jamás será exagerado el respeto por la educación musical que lo sirve.   E. Willems

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Arriba